11 septiembre 2008

El mundo al reves


Hoy leí en Proceso una nota con el siguiente título:


El Señor de los Mares, una bomba de tiempo

Pensé que la nota traería un análisis técnico del polémico buque, hecho famoso por el Peje la semana antepasada, pero no, solo trae las opiniones de un grupo de grillos profesionales que de repente se han vuelto el ajonjolí de todos los moles. No pude evitar sonreír ante el nombrecito de la Alianza de Marinos Mercantes y Transportistas Campesinos de México (AMMYTCM), de hecho me recordó un viejo articulo de Carlos Monsivaís donde se pitorreaba de los nombres de los abajofirmantes de uno de esos clásicos desplegados a toda página en apoyo al Sr. Presidente durante la época del partidazo, Monsivaís incluso opinaba que quienes habían redactado el texto se la pasaban de poca inventando los nombres de las inverosímiles "asociaciones" que aparecían en el desplegado, pero investigando un poco vi que no, que estas son solidas asociaciones... adscritas a la CNC, que los nombres de esos dirigentes son viejos conocidos, de esos que no saben vivir fuera del presupuesto, como ejemplo no hay más que leer la patetica carta que firman pidiendo chichi a la bancada panista para que les siga permitiendo formar parte de la Comisión de Marina de la Cámara de Diputados (que por lo visto no les fue tomada en cuenta, de ahi al ardor que externan desde entonces).

Tengo que reconocer que Calderón ha logrado lo imposible: que una revista seria como Proceso tenga que recurrir a esos dinosaurios para poder sustentar una denuncia hecha por el Peje y esperaré ansioso la nota en la revista del dictamen de Pasta de Conchos que hagan la Alianza de Mineros y Panaderos Conexos y Similares de la República Mexicana. Que pena.

1 comentario:

café inalámbrico dijo...

jajajajajajaja panaderos.