26 febrero 2008

Habla "la Jefa"

La coqueta en vías a convertirse en la nueva versión de "El seductor de la Patria"

Pachuca, Hgo., 28 de mayo. La lideresa magisterial Elba Esther Gordillo advirtió que no la van a "aquietar", y delineó su siguiente proyecto: las reformas estructurales, que, dijo, son "urgentes" para el país.

"Aunque nos difamen, aunque digan que somos lo peor, lo importante es saber quiénes somos (buena pregunta ¿le decimos la neta?, por qué estamos aquí (Pues porqué los puso Salinas de Gortarí después de hacer a un lado a Jongitud Barrios) y por qué defendemos lo que creemos" (pues porque les gusta la lana, fácil), apuntó.

Durante el Encuentro fraterno sindical de la sección 15, de esta entidad, en el que estuvo acompañada del gobernador Miguel Angel Osorio Chong, la presidenta del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) dijo: "yo no seré secretaria, gobernadora, nada (ah, mira nomás, hasta ahora nos venimos enterando), pero soy lo más importante: la líder de un gran gremio" (¿lo sabrá Calderón? Creo que andaba medio confundido, pensaba que era la dueña de la SEP).

Se vanaglorió de las reformas a la Ley del ISSSTE, y recordó sus supuestos beneficios: "muchos de nosotros preferimos acudir a hospitales privados, aunque sean de quinta (ja,ja,ja ¡la clínica Rochester de quinta!), porque el ISSSTE no nos garantizaba siquiera en tiempo y forma una operación grave (sic)" (es que las cirugías plásticas cada 15 días no entran en los planes de los hospitales de salud pública).

Como si fuera funcionaria, dijo que le era "grato" informar que con la nueva ley se puso en marcha un programa emergente para atender las cirugías pendientes (juar, juar, y luego no quieren que se burlen de Yunes y de Calderón).

En un discurso que hizo referencia a los niños hambrientos y golpeados, a los bajos salarios de los maestros y hasta al "amor", Gordillo Morales pretendió dar una clase sobre "ser la mejor" en el ramo u oficio que cada persona elige (¡shit! No hay nada más patético que una prostituta hablando de moralidad: Luis Spota dixit).

"Debemos empezar a enseñarles a los niños que, si van a ser futbolistas, que sean como los que ganaron ayer (¿cómo los de qué equipo? Digo, porque hasta en ganadores hay clases), no como los otros (cierto, con los perdedores ni a la iglesia, ahí te hablan Madrazo). ¡Ganadores, exitosos! Si son barrenderos, que sean buenos barrenderos; si son carpinteros, de lo mejor" (¡Yupi! Tenemos a la nueva versión de Miguel Ángel Cornejo).

También pretendió inculcar a los docentes "valores" que no tengan que ver con el dinero. "¿Ganan poco? Sí (Pero no hay fijón, cómo solo trabajan 4 horas al día les da chance de agarrarse una chambita para acompletar, como despachadores en gasolinerias, por ejemplo). ¿No tienen muy buena ropa? Sí. (tampoco hay tox, gracias a la apertura de la economía ya hay ropa china bara, bara) ¿No tienen muy buenas prestaciones o las que quisieran? Sí. (pero ya les ofrecieron que van a reducir aún más las horas de clases (verídico, hace poco me lo confirmo una maestra local, entrada a las 9 am y salida a las 12:30 del día), además ya no va a ser necesario que asistan a ese lugar de perdedera de tiempo que son las escuelas ya que el sindicato necesita más delegados exentos de dar clases ¿clases dije? Me suena, me suena, para poder ir a apoyar a políticos buena onda que tengan problemas electorales en otros estados) Pero ustedes quisieron ser maestros, y éste es un gran honor" (traducción: Ahora se chingan, que pos qué).

Luego de hablar de las "hazañas" de la educación y de la nueva era digital (creo que este año hubo más "goles por la educación", con otras dos temporadas así se cumple lo de una computadora por escuela, chingón), Gordillo lanzó una amenaza: "Y no me van a aquietar. Voy a luchar por lo que creo: por un México justo, democrático y libre" (aplausos ¡clap! ¡clap! ¡Hip, hip hurra! Hay que conseguir de ese prozac, creo que Fox le heredó unas cuantas cajas del que usa).

¡Yea! Con maestros de éstos los chinos, indios (de la India), europeos y japoneses nos pelan los dientes ¡salud! Y sigamos chupando tranquilos.

Nota de La Jornada (comentarios en rojo míos)

1 comentario:

wireless coffee dijo...

ora se chingan pos que!